Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 21 mayo |
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Vigilia Pascual: Cristo nos lleva de las tinieblas a la luz, dice el Papa

Pope Francis leads the Easter Vigil mass on April 8, 2023

Antoine Mekary | ALETEIA

I.Media - publicado el 30/03/24

En la basílica de San Pedro, el Papa Francisco recordó que "Jesús es nuestra Pascua, el que nos lleva de las tinieblas a la luz"

“Hermana, hermano, que tu corazón estalle de alegría en esta noche santa”, exhortó el Papa Francisco en su homilía de la Vigilia Pascual, pronunciada en la basílica de San Pedro la noche del 30 de marzo de 2024. La resurrección de Cristo -que los cristianos conmemoran en Pascua- constituye “una nueva página para la humanidad”, dijo.

El Pontífice, de 87 años, que la víspera había decidido en el último momento no participar en el Vía Crucis en el Coliseo, entró en la oscura basílica en silla de ruedas. Tras los rituales de bendición del fuego y preparación del cirio pascual, la basílica se iluminó al son de la antífona “Lumen Christi”, que recuerda que Cristo es la luz del mundo.

Más tarde, en su homilía, el Papa Francisco recordó la inmensa tristeza de las tres mujeres que, en el Evangelio de hoy, partieron hacia la tumba de Jesús tres días después de su muerte. Estas personas cercanas a Cristo habían perdido la esperanza y se enfrentaban al “oscuro misterio de un dolor trágico que había impedido que su sueño se hiciera realidad”, explicó.

Las “piedras de la muerte”

Los corazones de estas mujeres, que habían creído en Jesús, estaban “rotos por el dolor”, y en el camino se preguntaban, sin esperanza, “quién removerá la piedra” que había sido colocada ante la entrada del sepulcro. Y del mismo modo, subrayó el Pontífice, también nosotros tenemos a veces una piedra “pesadamente colocada a la entrada de nuestro corazón”.

Estas “piedras de muerte”, enumeró el pontífice, pueden ser los miedos, la amargura, el sufrimiento, la pérdida de un ser querido o incluso los fracasos. También pueden ser los “muros de goma del egoísmo y la indiferencia”, que bloquean “el compromiso de construir ciudades y sociedades más justas y a escala humana”.

Por último, el Papa Francisco citó las piedras de la “crueldad del odio” y de la “ferocidad de la guerra” que hacen sufrir a todas las “aspiraciones rotas por la crueldad de la guerra”.

Levantar los ojos a Dios

Sin embargo, recordó el Pontífice, las mujeres levantaron los ojos y vieron que la gran piedra del sepulcro ya había sido rodada de lado, primer signo de la Resurrección. El Pontífice las exhortó a hacer lo mismo, a levantar los ojos hacia “el Señor, Dios de lo imposible”, que ha hecho rodar esta piedra “para que la esperanza no tenga fin”.

Cristo “ha abierto una nueva página para la humanidad”, dijo el Papa, explicando que ahora solo hay que dejar que “nos lleve de la mano”. “A partir de ahora, si nos dejamos agarrar por el Resucitado, ninguna derrota, ningún sufrimiento, ninguna muerte podrá detener nuestra marcha hacia la plenitud de la vida”, subrayó.

“Jesús es nuestra Pascua, el que nos lleva de las tinieblas a la luz”, proclamó el Pontífice. Y exhortó:

“Caminemos con la certeza de que, sobre el fondo oscuro de nuestras expectativas y de nuestras muertes, encontramos ya la vida eterna que Él vino a traernos”.

Homenaje a Karl Rahner

Con la resurrección, la historia “tiene un sentido, un sentido que lo abarca todo, un sentido que ya no está corrompido por absurdos y oscuridades… un sentido que llamamos Dios”, afirmó el Pontífice, citando extensamente al gran teólogo jesuita alemán Karl Rahner (1904-1984). Se trataba de un discreto homenaje al que fuera experto en el Concilio Vaticano II, fallecido hace exactamente 40 años.

El Pontífice concluyó su homilía citando a un poeta bretón, el sacerdote benedictino Jean-Yves Quellec, fallecido en 2019: “Una nueva llama recorre tu corazón, una nueva frescura impregna tu voz. Es la Pascua del Señor, ¡es la fiesta de los vivos!”.

Ocho personas bautizadas

Tras la homilía, los fieles entonaron las letanías de los santos, antes de que el Papa procediera a bautizar a ocho adultos, como suele ocurrir en la noche de Pascua. Cuatro de los catecúmenos eran italianos, dos coreanos, un japonés y un albanés.

Como viene siendo habitual en los últimos meses, el Pontífice no presidió la liturgia eucarística. El cardenal Leonardo Sandri, vicedecano del Colegio Cardenalicio, ocupó su lugar en el altar de la Confesión, actualmente cubierto por un gran andamio debido a las obras de restauración del Baldaquino de Bernini.

Mira cómo se vivió la Vigilia Pascual en el Vaticano:

Tags:
papa franciscopascuasemana santavaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.