Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 17 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Prepara la fiesta de san José con esta novena

SAINT JOSEPH

Public domain

Mónica Muñoz - publicado el 11/03/24

La fiesta del padre adoptivo de nuestro Señor Jesucristo, san José, es muy importante para la Iglesia, por eso preparémonos rezando esta novena.

La fiesta de padre adoptivo de nuestro Señor Jesucristo, el señor san José, se acerca. Es una solemnidad muy importante, por eso, para prepararnos espiritualmente, podemos rezar esta novena:

Novena

A ti san José, elegido por el eterno Padre como protector y custodio fiel de su Hijo Jesucristo y María Santísima, te ofrezco esta novena con el fin de que presentes mis peticiones al Padre Celestial. San José, no necesito convencerte para que descubras en mí también un tesoro de Dios; y así como cuidaste con paternal dulzura a Jesús y a María, protégeme, y cumple en mí tu fidelidad y tu oficio de custodio.

Por tu intercesión, san José, pido a Dios nuestro Señor las gracias necesarias para mi vida terrena, sabiendo que la vida eterna se construye desde esta vida. Amén.

PRIMER DÍA

San José, bendice a los trabajadores

En el nombre  del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Invocación

Oh, san José glorioso, digno de todo honor, esposo de María, guardián del Salvador. Por tus ruegos, oh, san José, mil favores alcanzaré.

Oración

San José, te veneramos como modelo de los trabajadores, amigo de los pobres, consolador de los afligidos emigrantes, y como al santo de la Providencia porque fuiste durante tu vida terrena el representante de la bondad y solicitud del Padre celestial. Fuiste carpintero en Nazaret y maestro de trabajo del Hijo de Dios, que se hizo humilde obrero por nuestro amor. Socorre con tus oraciones a todos los que se consumen en el trabajo intelectual, moral y material. Obtén para las naciones una legislación que se inspire en el Evangelio, espíritu de caridad cristiana y una organización social según la justicia y la paz. Amén.

(Beato Santiago Alberione)

San José, ruega por nosotros

Oh, san José, tú que sufriste el peso del cansancio y la fatiga para procurar el sustento de Jesús y  María, cuida nuestro trabajo, aleja todo peligro; no permitas que nos falte el medio para alimentar dignamente a la familia. Alivia las angustias de los desempleados y la ansiedad de los inmigrantes; haz que en el respeto de los derechos y en la dignidad del trabajo, podamos imitar con tu ejemplo en nuestra vida los designios ocultos que Dios nos ha reservado. Amén.

(Papa Juan XXIII)

San José, ruega por nosotros

Medita

San José, ¿dónde estás si eres protector de los trabajadores? Décadas de trabajo y al final una jubilación insuficiente. El desempleo aumenta, ¿dónde estás? Protector de los trabajadores, concédenos la gracia de que en nuestro país a nadie le falte el trabajo, el pan de cada día.

Tú eras carpintero, oh, san José. Estas simples palabras nos dicen que te preocupabas por el bienestar del hogar, por su economía. ¡Te pedimos que ahora te preocupes de nuestros hogares, ioh, Providencial Custodio!

Comenta el Evangelio que Jesús te estaba sumiso, es decir, que participaba en el trabajo contigo, por eso le llamaban “El Hijo del carpintero”. El trabajo de Jesús a tu lado es ejemplo y modelo para la familia humana, es ahí donde el trabajo se tornó redentor. Concédenos la gracia de trabajar también al lado de Jesús.

Concede, san José, a los empresarios el don de la creatividad y la participación justa de los bienes terrenos con los trabajadores como expresión de solidaridad cristiana; haz que los trabajadores den una respuesta responsable de su trabajo.

Compromiso

En el mundo hay millones de familias que viven con muy poco dinero al día. San José bendice mi trabajo. Dignificaré y haré progresar mi trabajo. Sé que en nuestro país el desempleo va en aumento. Apoyaré con lo que pueda a un vecino que esté sin trabajo.

Oración a San José para pedir una gracia especial

San José, nunca se escuchó que alguien que te haya invocado no lo hayas ayudado consolado. Con esta confianza, vengo a ti y fervorosamente me confío a tu positiva respuesta. Te pido que protejas a mi familia, a su economía, para que nunca le falte el pan de cada día. Te pido por los trabajadores, para que nunca les falte un trabajo digno y remunerado según la justicia, te pido por los padres de familia para que cultiven y transmitan a sus hijos los valores cristianos que los sostengan en la vida; te pido por los emigrantes y por los que están lejos de nuestra Patria, por la Iglesia universal, por el Papa, los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas. San José escucha la petición que ahora te presento y me agobia (Pida la gracia que desea obtener). Te pido que, si es para mi bien, la presentes a Dios, pues por tu intercesión, oh San José, espero recibir esta gracia. Amén

Padre nuestro. Ave María. Gloria al Padre…

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

(Tomado de la Novena a San José, de P. Guillermo Gándara Estrada ssp, ediciones paulinas)

THE DEATH OF SAINT JOSEPH
Te puede interesar:¿Cómo murió San José?

Tags:
novenaoraciónsan jose
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.