Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 25 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

(VIDEO) Meditación del cuarto domingo de Adviento: pastores

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

Redacción de Aleteia - publicado el 23/12/23

Último domingo de Adviento; estamos listos para recibir al Niño Jesús. El padre Cruz Aranda Pulido nos acompaña en este día previo a la Navidad con una reflexión centrada en los pastores

Hemos llegado al cuarto domingo de Adviento ¡estamos listos para recibir al Rey!

Durante estos cuatro domingos de Adviento hemos meditado sobre la justicia y docilidad de san José y nos inspiramos en su prudencia; sobre la disponibilidad de servir a Dios de María, que nos enseña a decirle sí a pesar de cualquier temor o dificultad; sobre la salida al encuentro de los reyes magos, que nos enseñan a preparar obsequios para el Niño Jesús…

Hoy reflexionamos en la figura de los pastores, aquellos afortunados que fueron elegidos para ser los primeros en ir a adorar a Jesús.

Pastores, modelo de prontitud

Adoration_of_the_sheperds_-_Matthias_Stomer.jpeg
L’Adoration des bergers, Matthias Stomer, vers 1650.

El Evangelio de san Lucas en el capítulo dos narra lo siguiente:

“En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche.

De pronto, se les apareció el Angel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Angel les dijo: ‘No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre’.

Y junto con el Angel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ‘¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él’.

Después que los ángeles volvieron al Cielo, los pastores se decían unos a otros: ‘Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado’.

Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre”.

Lc 2, 8-16

Humildad y prontitud

Hoy el Padre Cruz nos invita a imaginarnos cómo habrá sido esa noche: los pastores cuidando a sus rebaños en una noche silenciosa; probablemente rutinaria, igual a todas las anteriores. Sin embargo, se les presentan los ángeles a darles el anuncio de que nació el Hijo de Dios.

¿Cuál fue su respuesta? Corrieron a adorarlo.

Los pastores no huyeron. Primero, escucharon atentos el mensaje que les entregaron especialmente a ellos. Después, van pronto, sin perder más tiempo, sin distraerse o preocuparse por otro cosa; sin postergarlo.

Muestran una entera disposición a encontrarse con Dios. Muestran humildad y prontitud.

¿Por qué habríamos de postergar un encuentro de amor con quien sabemos que nos ama y nos espera?

¿Por qué habríamos de sacarle la vuelta a Aquel que vino al mundo por cada uno de nosotros?

¿Qué cosa podría ser más importante que ir a su encuentro?

El padre Cruz nos invita a preguntarnos:

¿Qué tan dispuesto estoy a recorrer ese caminar que Dios me marca para encontrarme con Él?

La invitación del cuarto domingo

Así como los pastores, nosotros también hemos de recibir un mensaje de Dios; un mensaje particular para cada uno de nosotros.

Muchas veces es complicado descubrir la voz de Dios en la vida cotidiana, pero Él nos habla, a cada uno, de manera personal.

La invitación de este domingo es a escucharlo, recibirlo e ir pronto y con disposición a adorar a ese Hijo que es Dios.

En nuestros hogares, con nuestras familias reunidas, y con la alegría que nos suponen estas fechas, dialoguemos e invitemos a los otros a salir al encuentro con el Salvador.

Lee este artículo
gratis
Crea tu cuenta gratuita y podrás acceder a todos los artículos de Aleteia, sin limitaciones, así como escribir comentarios.
Lee gratis registrándote
¿Ya eres miembro?

Tags:
advientomeditaciónvideo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.