Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 25 junio |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

No olvides al homenajeado en Navidad. Un plan de 5 minutos

church-pray

Daniel Tadevosyan | Shuttestock

Mar Dorrio - publicado el 22/12/23

En esta Navidad, y en la vida de padres en general, no se trata solo de que nuestros hijos conozcan sobre Dios, sino que debemos ayudarlos a conocerlo a Él. Aquí una maravillosa idea que podría tomarte tan solo 5 minutos

Cuando nace un bebé, todos sentimos un gran deseo de conocerlo, mecerlo en nuestros brazos y saludar a la nueva mamá. Celebramos con la familia esa nueva vida; en Navidad deberíamos mantener esa misma actitud.

¿Cómo celebrar este nacimiento en familia?

Hemos de visitar a ese recién nacido, a esa nueva madre. Buscad cinco minutos para ir juntos a conocer al Bebé de la Virgen María, que quizá esté un poco olvidado en el sagrario más cercano.

Estamos tan ocupados celebrando su fiesta, ocupándonos de la comida, de la decoración, de los regalos, que olvidamos honrar al homenajeado, lo cual carece de sentido. Centros comerciales abarrotados, e iglesias vacías almacenando las gracias que la Sagrada Familia nos quiere entregar y que no vamos a recoger, a pesar de ser totalmente gratuitas y personalizadas para nuestra familia.

Recuerda que Dios no se deja ganar en generosidad. Él te retribuirá con creces por esa visita, por esos cinco minutos. En esa visita mirará con cariño a ese hijo que te preocupa tanto y al que no sabes cómo ayudar. Se encontrará con tu mujer, con tu marido, que hace tiempo que lo tenía olvidado. Conseguirá que recuperes la alegría a pesar de la nostalgia que trae consigo diciembre… Te compensará con creces el esfuerzo que has hecho para visitarlo. No te pierdas las gracias que te tiene reservadas por esos cinco minutos. Puede que sientas mucha pereza al movilizar a tu familia para hacerlo, pero como cada avemaría, como cada momento que ofreces al Señor, no pasará desapercibido en el Cielo.

El bebé de María siempre recompenza

La primera navidad de la historia

Una madre de familia española contó para Aleteia que, a pesar de la pereza que sentían (zapatos que aprietan, niños adormilados en el coche, cansancio generalizado tras una comida familiar); a pesar de que, humanamente, era comprensible ir directos a casa, pararon para visitar al Santísimo el día de Navidad y el Señor les regaló el mejor momento del día durante esa visita. Les regaló un recuerdo imborrable para todos, incluidos los más pequeños. Los niños llegaron a pensar que sus padres lo habían organizado. El Bebé de María siempre recompensa.

Además, al realizar esa visita, estás ayudando a que tu familia realmente lo conozca, no solo por lo que otros dicen o han escrito, sino por una experiencia verdadera. Aprovechemos la infancia de nuestros hijos para que lo conozcan de verdad, para que se encuentren con Él. Si este encuentro se da, nada ni nadie, ni siquiera una turbulenta adolescencia, podrá separarlos de Él. Todo esto se logra con solo cinco minutos en estos días especiales. Why not?

Tags:
familianavidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.