Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 21 mayo |
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

El significado del hábito rojo de los cardenales

Bishop

Antoine Mekary | Godong

I.Media - publicado el 29/09/23

El traje rojo de los cardenales tiene un significado simbólico arraigado en la tradición de la Iglesia

El 30 de septiembre de 2023, el Papa Francisco creará 21 nuevos cardenales para la Iglesia católica, 18 de los cuales serán elegidos en cónclave. En las semanas previas a este importante acontecimiento, las tiendas de ropa y accesorios religiosos de los alrededores del Vaticano se llenan de cardenales, obispos y sacerdotes que compran lo necesario para preparar el evento.

Una de las tiendas más populares es Mancinelli Clero, en Borgo Pio, a un minuto de la Porta Santa Anna del Vaticano. Desde 1962, Raniero Mancinelli y su familia abastecen a papas, cardenales y demás miembros del clero con la ropa y los accesorios que necesitan. I.MEDIA visitó la tienda para averiguar qué vestirán los prelados ese día tan especial en que se conviertan en cardenales.

Vestimenta litúrgica: el camail, la carraca, la sotana y el birrete

“Cuando se celebra un consistorio para la creación de cardenales, éstos deben recibir una túnica negra, enhebrada con el color rojo de cardenal, una sotana roja y el camail. Estos son los tres elementos principales e indispensables”, explica Raniero Mancinelli. La sotana roja y el camail, junto con la carraca y el birrete, componen el atuendo que visten los cardenales para las liturgias y ceremonias más importantes, como el consistorio y el cónclave.

El rojo, un tono conocido como “ponceau”, es el color principal del hábito, porque debe “representar la sangre de Cristo” y la sangre que los cardenales deben estar dispuestos a derramar al servicio de la Iglesia, explica el sastre. Todos los elementos del traje están hechos de lana, o lana ligera. Se tarda una semana en crearlos. Se confeccionan “siempre y exclusivamente a medida”, subraya Raniero Mancinelli.

La sotana ceremonial es un vestido rojo largo que llega hasta los talones y se lleva debajo de las demás prendas; en realidad, solo se ve la parte inferior. Incluye además un cinturón, también rojo, atado a la cintura. “Los botones de la sotana deben ser 33, para representar los años de la vida de Cristo. Pero hoy se utilizan menos, por razones de rapidez y facilidad de abotonado”, explica el sastre del Papa.

La sotana está cubierta de roquete, un vestido blanco con encaje en los extremos. “El encaje se hace según el gusto personal. Antes solo los hacíamos a mano, pero ahora también se hacen a máquina”, explica Raniero Mancinelli.

“Con el pontificado de Francisco, los prelados quieren gastar menos, así que quieren cosas menos caras. También es una cuestión de practicidad, porque el encaje hecho a mano también es más delicado de mantener a lo largo del tiempo”, añade.

Por último, encima de la carraca viene el camail, una capa corta de color rojo ponceau que llega hasta los codos. Suele tener 9 ó 10 botones. Alrededor del cuello, los prelados llevan la cruz pectoral, que en el caso de los cardenales viene con un cordón rojo y dorado o una cadena de metal. Durante el consistorio, los cardenales también reciben un anillo cardenalicio, que representa la comunión con la Sede de Pedro.

En la cabeza, el cardenal lleva el birrete, un sombrero cuadrado con solapas rígidas y, debajo, el casquete, un pequeño sombrero redondo. Tradicionalmente, el Papa también lleva este gorro, conocido por su nombre italiano “zucchetto”, pero en versión blanca en lugar del rojo de los cardenales. En Mancinelli’s, antes del consistorio, se preparan varias barras con los nombres de los cardenales inscritos en su interior. Se llevan al Vaticano y, durante la ceremonia, el Papa coloca el birrete sobre la cabeza de los nuevos cardenales.

Guiados por los colores de las túnicas del clero

El otro atuendo que Raniero Mancinelli menciona como esencial para los nuevos cardenales es la sotana negra con detalles en rojo ponceau. Esta sotana se utiliza para las actividades ordinarias y la llevan todos los prelados. “Los bordes, las redes, son lo que distingue las distintas categorías de prelados”, explica el sastre.

Biskup trzymający złożone ręcę
#image_title

La sotana negra con detalles rojos, en el tono cremisi (carmesí en francés), es para los obispos no cardenales. Su vestimenta litúrgica es la misma que la de los cardenales. Pero es de un rojo violáceo, “paonazzo”, en lugar de rojo, con detalles rojo carmesí. Los obispos también llevan una cruz pectoral, que puede tener un cordón verde y dorado o una cadena.

Los prelados con el título de “monseñor”, pero que no son obispos, llevan una sotana negra con detalles morados, llamada “paonazzo”, y los sacerdotes ordinarios una sotana completamente negra. En Roma, el único que viste de blanco es el Papa. También lleva un casquete, un camail sencillo y una sotana con un cinturón con extremos dorados. Durante la liturgia del consistorio, el pontífice lleva también una mitra y una capa dorada.

Tags:
cardenal
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.