Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 20 mayo |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Nuestro Dios es justo y misericordioso, no castigador

Silueta-de-Jesucristo-y-cielo-nublado-doble-exposicion-shutterstock_1943784793.jpg

New Africa | Shutterstock

Mónica Muñoz - publicado el 25/09/23

 El Antiguo Testamento nos presentó un Dios al que había que temer, luego Jesús vino a hablarnos de su Padre que lo envió a morir en la cruz por amarnos tanto

La Sagrada Escritura -en el Antiguo Testamento- nos presenta que la humanidad se preparará para la venida del Salvador del mundo, que vendrá a rescatarla de sus pecados, para lo cual, Dios eligió la pueblo judío, formado por la fe de un solo hombre, Abrahám; y dirigido por Moisés, y luego por Josué.

Para conseguir la Tierra prometida, el pueblo atravesó el desierto y, luego de 40 año y duras pruebas de Yahvhé -pues fácilmente se desviaban y eran merecedores de castigos ejemplares- consiguió su objetivo. El Pentateuco relata cómo vivió el pueblo elegido luego de ser sacado de Egipto, quienes vivieron protegidos por Dios, recibiendo sus mandamientos, escribiendo leyes y consagrando a sus sacerdotes.

En estos libros podemos ver a un Dios que era temido por quienes lo conocían porque era “un Dios celoso” y ponía orden de manera terrible.

Una muestra la leemos en el pasaje en el que el pueblo habla contra Dios y Él manda serpientes venenosas a morderlos, lo que causa la muerte de muchos israelitas. El pueblo se arrepiente y pide a Moisés que interceda para que Dios tenga clemencia; Yahvhé le ordena que haga una serpiente de bronce para que quien sea mordido, la vea y se salve (Num 21, 4-9).

Nuevo Testamento: el Dios de amor

La situación cambia con la llegada de Cristo al mundo, dando plenitud al mensaje. Durante los tres años que duró su vida pública se esmero en mostrar la cara amorosa de Dios: curaba enfermos, expulsaba demonios, comía con pecadores para logar su conversión, y sobre todo, predicaba donde quiera que iba que el reino de los cielos estaba cerca, y que Dios quería que todos se bautizaran y se hicieran sus discípulos.

Pues bien, tenemos la gracia de experimentar el amor de un Dios justo, que no nos trata como merecen nuestras malas obras, sino que nos ama tanto que nos ha dejado todos los medios para salvarnos a través de Jesús, y más aún, el mismo Cristo se nos da en la Eucaristía como alimento y nos perdona de manera sencilla en la Confesión.

Pero no nos equivoquemos. Nuestro Dios es misericordioso, pero no quiere decir que estemos autorizados a vivir en pecado, abusando de su infinito amor. Estamos llamados a ser sus hijos y a vivir como Cristo nos enseñó, por eso, seamos agradecidos con el Señor y roguemos al Espíritu Santo que nos infunda sus gracias para ser cristianos fieles y comprometidos, para ser dignos de alcanzar el cielo, luego de una vida santa.

Que así sea.

Tags:
diosjusticiamisericordia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.