Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 mayo |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

En Mongolia, el cálido aliento de Francisco a los católicos chinos

VATICAN-MEDIA-Divisione-Foto.jpeg

vaticannews.va/es/-VATICAN-MEDIA-Divisione-Foto

I.Media - publicado el 04/09/23

El Papa Francisco, en viaje apostólico a Mongolia hasta el 4 de septiembre, celebró la misa dominical ante 2.500 fieles en Ulán Bator

“El grito de nuestra sed no es ignorado”, aseguró el Papa a los católicos de Mongolia, un vasto país mayoritariamente desértico, durante la misa celebrada en el Steppe Arena de Ulán Bator, Mongolia, el 3 de septiembre de 2023. La multitud superó con creces el número de católicos registrados oficialmente en el país –alrededor de 1,400– ya que se celebró en presencia de 2,500 personas, entre ellos fieles procedentes de China continental.

“Todos somos ‘nómadas de Dios’, peregrinos en busca de la felicidad, viajeros sedientos de amor”, explicó el Papa Francisco, ambientando su homilía en el paisaje mongol, “marcado por la aridez de la estepa y el desierto”. “Muchos de ustedes están acostumbrados a la belleza y a la dificultad de caminar, una acción que recuerda un aspecto esencial de la espiritualidad bíblica, representada por la figura de Abraham”, recordó Francisco. “Dios Padre envió a su Hijo para darnos el agua viva del Espíritu Santo para saciar nuestra sed” y Jesús “nos muestra el camino para ser saciados”, explicó el Papa. “Tenemos sed de amor, porque solo el amor nos sacia de verdad, nos hace bien, nos abre a la confianza, haciéndonos gustar la belleza de la vida”.

“Es verdad que a veces nos sentimos como una tierra desierta, seca y sin agua, pero también es verdad que Dios cuida de nosotros y nos ofrece agua clara y refrescante”, continuó el Papa.

Pope-Francis-blessing-a-toddler-before-departing-Ulaanbaatar

Un mensaje a la comunidad católica china

Al final de la misa, Francisco sorprendió a la asamblea dirigiéndose directamente a los fieles chinos reunidos para la ocasión. Tomando de la mano al obispo de Hong Kong, monseñor Stephen Chow, que será creado cardenal el 30 de septiembre, así como a su predecesor, el cardenal John Tong-Hon, el Papa invitó a los católicos chinos a ser “buenos cristianos y buenos ciudadanos”. 

“Estos dos hermanos obispos, el emérito de Hong Kong y el actual obispo de Hong Kong: quisiera aprovechar su presencia para saludar calurosamente al noble pueblo chino. A todas las personas les deseo lo mejor, y siempre seguir adelante, siempre progresar. Y pido a los católicos chinos que sean buenos cristianos y buenos ciudadanos. Se lo deseo a todos”, lanzó el Papa, subrayando con humor su alegría por haber reunido así “a un jesuita y un salesiano”.

Acuerdo 2018 y renovación en 2020 – 2022

Este inesperado llamamiento del Papa se produce en un contexto particular, cuando desde hace varios años la discreción del Papa ante la represión de los movimientos prodemocracia en Hong Kong le ha valido fuertes críticas. Además, el acuerdo de 2018, establecido entre la Santa Sede y la República Popular China sobre nombramientos episcopales, aunque renovado en 2020 y 2022, parece haber dado pocos frutos, quedando muchas diócesis vacantes o en situación canónicamente incierta.

El 15 de julio, la Santa Sede hizo público el nombramiento de Mons. Joseph Shen Bin como obispo de Shanghai, pero este traslado había sido decidido varias semanas antes por las autoridades chinas sin consultar a Roma. Más que un nombramiento formal, se trata más bien de un reconocimiento del hecho consumado. La próxima creación cardenalicia del actual obispo de Hong Kong, monseñor Stephen Chow Sau-yan, el 30 de septiembre, aparece en este contexto como un gesto importante, que convierte a este nuevo cardenal en un verdadero mediador entre Roma y China. 

Calmar las relaciones chino-vaticanas

Conocido por su perspicacia diplomática, el obispo Chow logró ganarse la confianza de su predecesor, el cardenal Zen, conocido como un opositor vocal del Acuerdo de 2018, y establecer relaciones con China continental. En particular, viajó a Beijing el pasado mes de abril para reunirse con el arzobispo de la capital china y reforzar los intercambios entre las diócesis de Beijing y Hong Kong.

El Papa Francisco, tras las palabras de agradecimiento del cardenal Marengo, agradeció también al pueblo mongol por su hospitalidad. “Doy gracias a Dios por ustedes porque, a través de ustedes, le encanta hacer grandes cosas en lo pequeño. Gracias, porque son buenos cristianos y ciudadanos honestos”, subrayó. Animó a los católicos de Mongolia a seguir adelante “con mansedumbre y sin miedo, sintiendo la cercanía y el aliento de toda la Iglesia, y sobre todo la tierna mirada del Señor que no olvida a nadie y que mira con amor a cada uno de sus hijos”.

Tags:
chinaMongoliapapa franciscoviaje apostólico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.