Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 22 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Acudí con un brujo porque me iba mal y no sé si cometí pecado

catemaco

Ronaldo Schemidt / AFP

Rosa Linarez lee el futuro en su tienda de brujería en Catemaco, "capital" de la brujería en México

Mónica Muñoz - publicado el 03/09/23

Las circunstancias de la vida nos orillan a tomar decisiones equivocadas que pueden tener consecuencias adversas

El primer mandamiento de la ley de Dios nos ubica acerca de la actitud que debemos mostrar con Dios: «Adorarás al señor tu Dios, y le servirás» o, como nos lo enseñaron en el catecismo infantil: «amarás a Dios sobre todas las cosas».

¿Qué dice el Catecismo al respecto?

Además, el Catecismo de la Iglesia católica abunda en el tema diciendo que «todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo —aunque sea para procurar la salud—, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas. Por eso la Iglesia advierte a los fieles que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legitima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo» (2117).

Ante la duda, consulte a un sacerdote

Para aclarar esta práctica, Aleteia entrevistó al Pbro. José de Jesús Palacios Torres, vicario general de la Diócesis de Celaya y esto fue lo que nos dijo:

Aleteia: Padre, ¿es pecado que un católico consulte con un brujo?

P. Jesús Palacios:  Lo primero que pasa cuando un católico va con un brujo es que pierde su dinero. Lo segundo que pasa es que pierde el tiempo. Y ¿que si es pecado o no?, pues claro, porque al final estás poniendo el poder que le corresponde a Dios -que solo Dios es quien puede ver por tu salud, por tus necesidades, por tus aflicciones- y estás orientando toda esa fe que le debes tener a Dios, a una criatura y no al Creador.

Por lo tanto, ¿es pecado? Sí, y hay que distinguir entre lo que sería el brujo y lo que serían aquellas personas que te pueden ofrecer medicina alternativa, porque también aquí hay mucha confusión. 

Aleteia: ¿Cuál es esa diferencia?

P. Jesús Palacios: Hay medicina alternativa que nuestras tradiciones y nuestros antepasados, antes de la conquista, tenían muchos conocimientos de hierbas naturales y ese tipo de cosas. Entonces, desde esta perspectiva, hay hierbas con propiedades curativas que, bueno, si te las da quien sea, eso no es brujería, eso es sencillamente acudir a medicina alternativa. 

Pero también hay plantas que tienen propiedades negativas, no curativas, que provocan daño al organismo y que también te las pueden dar, pero no te están haciendo una brujería, te están envenenando.  Entonces que distinguir estas dos cosas

Tags:
brujeríacatecismoprimer mandamiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.