Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 25 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Ella dijo a Jesús, “que haga siempre lo que Tú quieras” y Él la aceptó

Alexia-Gonzalez-Barros.jpg

Public Domain

Mónica Muñoz - publicado el 31/08/23

Los santos se esfuerzan en hacer la voluntad de Dios y así lo expresan, pero cuando lo hace una niña, se estremece el corazón

Resulta un misterio para el ser humano cómo actúa Dios con los que lo aman. Cuentan que Santa Teresa de Jesús le preguntó a nuestro Señor Jesucristo por qué permitía que le ocurrieran tantas situaciones difíciles. El Señor le dijo: “Teresa, así trato yo a mis amigos”. La santa, con gran sentido del humor, contestó: “Ahora comprendo por qué tienes tan pocos”.

De la misma manera, nos preguntamos acerca de los planes divinos con los pequeños, y nos enternece de manera especial cuando nos enteramos de la entereza de carácter y enorme fe de algunos infantes que, sin dudarlo, se entregan a Dios. Este es el caso de Alexia González-Barros y González, una niña nacida en Madrid el 7 de marzo de 1971, que partió al cielo el 5 de diciembre de 1985.

Una vida normal

Alexia González-Barros fue la menor de una familia de siete hijos. Era una niña alegre, buena estudiante, le encantaba bailar, nadar y leer; estaba al tanto de las últimas novedades musicales y seguía con gran interés la vida cultural. Además, rezaba y tenía una intensa vida espiritual, pilares que le ayudaron a sostener su fe durante los diez meses de dura enfermedad que sufrió sin perder la sonrisa y ofreciendo al Señor con absoluta entrega toda clase de dolores y limitaciones, provocados por un tumor maligno en las vértebras cervicales que la dejó paralítica. 

Sabía que su dolor tenía sentido, que tenía un tesoro entre las manos, y lo ofrecía diariamente por la Iglesia, el Papa y todas las personas que llevaba en su corazón.

Confesión cada quince días

Desde pequeña, se confesaba cada quince días y siempre con el mismo sacerdote. Tenía gran devoción a su ángel de la guarda a quien desde muy pequeña llamó Hugo. Antes de morir se confesó con plena lucidez después de un cuidadoso examen y recibió el viático. Seguidamente, le fueron administradas la unción de los enfermos y la confirmación que, por su edad, aún no había recibido.

Dos horas antes de morir, le pidió a su madre: “Mamá, dile a Jesús que le quiero”. Se sentía muy feliz de ir al encuentro de Jesús, al que tanto amaba; a quien desde que tenía poco más de seis años, cada vez que hacía una genuflexión ante el Sagrario, le decía: “Jesús, que yo haga siempre lo que Tú quieras”.

Cuando Jesús llamó a Alexia, ella obediente, feliz, libre y sin vacilar, siguió al Maestro.

El jueves 5 de julio de 2018, el Papa Francisco autorizó la promulgación del decreto de virtudes heroicas, nombrándola “venerable”, un paso importante para continuar con la beatificación, que podrá efectuarse en cuanto se compruebe un milagro atribuido a su intercesión.

Tags:
niñossantidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.