Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 22 junio |
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

El Doctor de la Iglesia que influyó en la Declaración de Independencia

US Declaration of Independence signers, black and white

Everett Collection | Shutterstock

Tom Hoopes - publicado el 04/07/23

Los católicos preguntan cada vez más: "¿Fue el 4 de julio bueno para la fe católica?" por lo que es útil ver cómo han respondido los líderes católicos.

¿Vale la pena celebrar el Día de la Independencia de Estados Unidos?

Es una buena pregunta. Después de todo, los estadounidenses han estado repensando muchos aspectos de nuestra historia para tratar de ser honestos sobre quiénes somos y cómo se desarrolló la historia de nuestra nación.

En 2020, muchos preguntaban: “¿El 4 de julio fue bueno para los derechos civiles?” y fue útil ver cómo respondieron los líderes de derechos civiles.

En 2023, los católicos preguntan cada vez más: “¿Fue el 4 de julio bueno para la fe católica?” por lo que es útil ver cómo han respondido los líderes católicos.

Eso es lo que mi colega, el Dr. Kevin Vance, del Benedictine College en Atchison, Kansas, exploró en comentarios informales recientes. Él revela que los líderes católicos del orden más alto han tenido mucho que decir sobre Estados Unidos desde el principio.

Primero, un Doctor de la Iglesia proporcionó ideas que fueron fundamentales para los principios fundacionales de Estados Unidos.

El Día de la Independencia es la celebración de que Estados Unidos se deshaga del gobierno de un rey. ¿De dónde sacamos la idea de que podíamos hacer eso? Vance compartió el papel fascinante de San Roberto Belarmino, Doctor de la Iglesia, en el desarrollo de los argumentos contra el principio del derecho divino de los reyes.

Los argumentos formulados por este erudito jesuita italiano terminaron siendo referenciados por Thomas Jefferson, James Madison y otros. Argumentó contra el derecho divino de los reyes, diciendo que hay muchas formas legítimas de gobierno, pero que la forma de gobierno elegida debe establecerse con el consentimiento de los gobernados.

El erudito católico Karl Maurer compartió la comparación lado a lado del padre John Rager de las palabras de San Roberto Belarmino y las palabras de la Declaración de Independencia.

Belarmino dijo: “El poder político emana de Dios”. La Declaración dice: “somos dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables”.

Belarmino dijo: “En la comunidad, todos los hombres nacen naturalmente libres e iguales”. La Declaración dice: “Todos los hombres son creados iguales”.

Belarmino dijo: “Por razones legítimas, el pueblo puede cambiar el gobierno a una aristocracia o una democracia o viceversa”. La Declaración dice: “Siempre que cualquier forma de gobierno se vuelva destructiva de estos fines, es Derecho del Pueblo modificarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno”.

El pensamiento católico influyó en la fundación de Estados Unidos y los pensadores católicos lo apoyaron después.

En segundo lugar, dijo Vance, un concilio plenario de obispos estadounidenses de 1893 distinguió lo bueno y lo malo en los principios fundacionales de Estados Unidos.

Si bien los líderes de la Iglesia vieron los peligros en algunos elementos que influyeron en nuestra fundación, también vieron el poder de nuestra tradición de la ley natural.

Dijo el Consejo de Baltimore: “Consideramos el establecimiento de la independencia de nuestro país, la formación de sus libertades y leyes como una obra de la Providencia especial, sus artífices ‘edifican más sabiamente de lo que sabían’, la mano del Todopoderoso guiándolos”.

Los obispos incluso respaldaron explícitamente la celebración de la fundación de Estados Unidos, diciendo que “debemos mantener firmes y sólidas las libertades de nuestro país al mantener frescos los nobles recuerdos del pasado y así enviar desde nuestros hogares católicos a la arena de la vida pública, no partidarios sino patriotas.”

En tercer lugar, dijo Vance, los papas han compartido su gran admiración por los principios fundacionales de Estados Unidos.

Cuando el Papa Juan Pablo II visitó por primera vez los Estados Unidos en 1979, un año después de convertirse en Papa, aprovechó la ocasión para elogiar la Declaración de Independencia, diciendo: “En los valores humanos y civiles que están contenidos en el espíritu de esta Declaración hay son conexiones fuertes fácilmente reconocibles con valores religiosos y cristianos básicos”.

Llamó a los Principios Fundacionales de Estados Unidos “un noble desafío para todas las futuras generaciones de Estados Unidos”.

El Papa Francisco hizo el mismo punto en 2015, diciendo: “La Declaración de Independencia declaró que todos los hombres y mujeres son creados iguales, que su Creador les otorgó ciertos derechos inalienables y que los gobiernos existen para proteger y defender esos derechos. Esas resonantes palabras continúan inspirándonos hoy, así como han inspirado a pueblos de todo el mundo a luchar por la libertad de vivir de acuerdo con su dignidad”.

Así que no tengas miedo de celebrar el cumpleaños de Estados Unidos.

La firma de la Declaración de Independencia fue una gran bendición para los estadounidenses y para el mundo entero, y los católicos también lo han pensado, antes, durante y después del 4 de julio de 1776. Ahora todo lo que queda es estar a la altura de este desafío.

Tags:
estados unidos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.