Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 21 mayo |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

«Rezar por la lluvia», una propuesta para nada loca en el laico Uruguay

RAIN

sun ok | Shutterstock

Pablo Cesio - Aleteia Uruguay - publicado el 23/06/23

El país sudamericano enfrenta un déficit hídrico histórico, algo que generó la declaración de emergencia e inconvenientes con respecto al agua potable. El horizonte no es para nada alentador, pero siempre gana la confianza en Dios

El pasado 6 de mayo se vivió una jornada irrepetible en Uruguay: la beatificación de su primer obispo, monseñor Jacinto Vera. Ese día la lluvia fue una de las grandes protagonistas (incluso hasta se analizó la posibilidad de cambiar el Estadio Centenario como sitio de la celebración, algo que finalmente no aconteció).

Para muchos, lo sucedido en aquel entonces, tal cual se mencionó incluso durante la celebración, fue una señal de bendición –en un contexto de fuerte sequía que ya venía atravesando el país- con una lluvia liviana y llevadera.

Curiosamente, aquel día fue de los pocos en las últimas semanas donde se confirmaron los tan anhelados pronósticos de agua. Con el paso de las jornadas, la ausencia de lluvias se transformó en uno de los principales temas de conversación y preocupación en Uruguay, con foco en la capital, Montevideo, y zonas aledañas.

Declaración de emergencia

Uruguay está atravesando una crisis hídrica histórica, la peor en varias décadas. Según recuerdan medios como Ámbito, esto llevó al gobierno uruguayo encabezado por el presidente Luis Lacalle Pou a tener que declarar dos emergencias en menos de un año.

En primer lugar, una emergencia agropecuaria a modo de alivio por los efectos del déficit hídrico sobre una actividad emblemática para la economía local. En segundo lugar, el pasado lunes 19 de junio, otra hídrica para Montevideo y zona metropolitana.

De fondo, la preocupación por el agua potable y con propuestas –más allá para seguir elevando los niveles de sodio y cloruro para no tener que afectar el suministro debido a la escasez de las reservas – para encontrar solución a las zonas que proporcionan el agua necesaria en represas.  Todo esto es algo que desde hace algún tiempo ha estado ocurriendo y ha generado el aumento en la demanda de agua embotellada en las zonas más golpeadas.  

«Rezar un poquito a ver si llueve»

En medio de este complejo panorama, no exento de reclamos y facturas políticas con respecto a lo que se ha tenido que hacer en cuanto a inversiones hace años y lo que no se hizo en este último tiempo- en los últimos días también surgieron llamativamente algunas voces desde el sistema político que más allá de las medidas también hacían referencia a la oración.

Uno de los ejemplos más elocuentes ha sido el del propio presidente del Directorio del Partido Nacional (agrupación política perteneciente a la coalición del gobierno y vinculada al actual presidente), Pablo Iturralde, quien en declaraciones aRadio Montecarloexpresó:

«¿Podríamos haber arrancado antes? Sí, podríamos haber arrancado antes, podríamos haber planificado mejor, pero la realidad es como es. Rezar un poquito a ver si llueve y tratar de buscar soluciones, que se están buscando. Y hay otras más que todavía no se han concretado», expresó Iturralde.

URUGUAY
La falta de lluvias ha golpeado a Uruguay tanto en el medio rural como en la capital y zona metropolitana

El cardenal Sturla también reza para que llueva

«Dios nuestro, en quien vivimos, nos movemos y existimos, te pedimos que nos concedas la lluvia necesaria para que, ayudados por los bienes de la tierra, anhelemos con más confianza los bienes eternos. Virgen de los Treinta y Tres – Beato Jacinto Vera – Ruega por nosotros», publicó en Twitter a las 3.35 de la madrugada uruguaya de este jueves 22 de junio el arzobispo de Montevideo y cardenal de Uruguay, Daniel Sturla.

La explicación de la hora no es otra más que la diferencia horaria ya que Sturla se encontraba en el momento de esa publicación en Europa (hay cinco horas de diferencia).

Su mensaje generó rápida repercusión, no solo por la hora en el que el tuit fue visto en Uruguay, sino también porque en un país donde la laicidad muchas veces se cubre de laicismo este tipo de manifestaciones públicas suelen generar burlas –incluso desde los propios medios de comunicación y hasta de personajes públicos-  y algún tipo de escozor.

No faltó algún titular que hiciera énfasis en aquello de que Sturla se levantó temprano para rezar por la lluvia, cuando en realidad el motivo de la hora nada tenía que ver con esa intención debido a que fue emitido desde Europa.

Sin embargo, la expresión de Sturla –como arzobispo y pastor vinculado a una zona brutalmente afectada por la falta de agua- no hace más que dejar de manifiesto un gran anhelo y fervor con respecto a una necesidad urgente para el país (en lo inmediato, los pronósticos meteorológicos no son muy alentadores).

Pero también este gesto, junto al de tanto fieles (al final de las misas también se reza para que llueva ya desde hace un tiempo), confirma que más allá del horizonte complejo, siempre gana la confianza en Dios.

Mientras tanto, como también queda demostrado con las palabras de personas hasta vinculadas al sistema político, aquello de rezar para que llueva –además de actuar y tomar las medidas necesarias para enfrentar una crisis sin precedentes- dejó de ser hace rato una propuesta incoherente y alocada en el laico Uruguay.

Tags:
aguaamerica latinaiglesiauruguay
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.