Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

La hermana Selestina, misionera en Islandia y viajera infatigable

ACN-20230425-144827

AED

La hermana Selestina con el automóvil que usa en los desplazamientos.

Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 01/06/23

Carmelita croata enviada a Islandia, la hermana Selestina no escatima esfuerzos para llegar a las parroquias aisladas cuyos fieles a veces se ven tentados a abandonar la Iglesia

Cuando pensamos en Islandia, lo primero que nos viene a la mente son probablemente paisajes naturales sublimes, extensiones nevadas y auroras boreales inolvidables. Pero Islandia también es territorio de misión, como lo demuestra la vida cotidiana de la hermana Selestina Gavric. 

Territorio de la misión

Nominalmente, la mayoría de los islandeses pertenecen a la Iglesia Evangélica Luterana de Islandia. Solo hay alrededor de 14.000 católicos en Islandia, un país con una sola diócesis, Reykjavik, y ocho parroquias. Algunas de estas parroquias están muy distantes entre sí. Nada de esto molesta a la hermana Selestina Gavric, quien conoce de primera mano lo difícil que es ser misionera en un lugar así, con sus largos inviernos nevados. A veces, ir en busca de un católico es como una búsqueda del tesoro en la vida real.

La hermana viaja de una parroquia a otra contínuamente.

La hermana croata es una de las cuatro carmelitas del Divino Corazón de Jesús que actualmente viven en Islandia, en una parroquia que se extiende sobre 180 millas cuadradas. 

Sin el coche que recibió de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), la vida sería mucho más difícil y sería imposible encontrarse cara a cara con los fieles. No es que sea fácil, incluso con el coche.

Sor Selestina es muy práctica y no se inmuta ante la posibilidad de conducir sola durante horas en este coche. Con él puede llegar al punto más lejano de la parroquia, casi al otro lado del país, lo que significa que los católicos a menudo pueden recibir una visita sorpresa de la infatigable carmelita, aunque solo sea para saber cómo están.

“He visto a muchos católicos alejarse de la Iglesia por falta de contacto personal. Debemos salir a su encuentro”, dice la hermana. “Tenemos una familia aquí, otra allá. Cuando no veo gente en la iglesia, pero sé que tienen un niño de siete años, por ejemplo, toco a su puerta. ‘Tienes un hijo así de mayor y eres católico. Tu hijo tiene derecho a conocer mejor su fe. Tenemos una catequesis para niños. ¿Estás interesado?'”

ACN-20230425-144817
La hermana Selestina no quiere que ningún islandés católico pierda la fe.

Islandia no es exactamente un país pequeño, pero está escasamente poblado, con solo alrededor de 372.000 habitantes, alrededor de cuatro personas por 0,3 millas cuadradas. Sin embargo, la mayoría de los islandeses viven en Reykjavik, lo que deja grandes extensiones del país completamente deshabitadas.

Se necesita un carácter especial para ir llamando a las puertas de las personas para convencerlas de que dejen que sus hijos asistan a la escuela dominical, pero eso no molesta a esta carmelita. Su audacia y coraje provienen del fondo de su alma, impulsados ​​por la fe. Y si no es posible visitar a las personas físicamente, siempre está Internet, cualquier cosa es mejor que descuidar la formación espiritual de los niños.

ACN-20230425-144818
Las hermanas carmelitas visitan a las familias y procuran que los pequeños reciban catequesis.

Dispuesta a ir audazmente a donde ninguna monja ha ido antes

Sor Selestina fue a Islandia porque se lo pidieron. Pero dice que iría más allá si la Iglesia se lo pidiera. “Me pidieron que viniera a Islandia. Fue realmente una gran sorpresa. Pero cuando hacemos nuestros votos, pertenecemos a la congregación ya t odo lo que hace y dice. Si construyeran un convento en Marte, estaríamos dispuestas a ir allí a vivir y trabajar”.

“Somos Hermanas Carmelitas del Divino Corazón de Jesús. Nuestra congregación fue fundada por la Beata María Teresa de San José, quien se convirtió de la Iglesia Luterana. Somos cuatro en Islandia y llevo aquí 20 años”, añade la religiosa croata, agradeciendo a ACN la oportunidad de llevar a cabo esta misión. “Gracias, ACN, por apoyar a la Iglesia en Islandia. Y que Dios te bendiga. Sin ustedes no podríamos continuar con este trabajo”.

El coche donado a las Hermanas Carmelitas forma parte de un programa de asistencia al vehículo que ACN lleva a cabo desde hace algunos años.

Tags:
ayuda a la iglesia necesitadacroaciaislandiamisionero
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.