Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 21 mayo |
Aleteia logo
Música
separateurCreated with Sketch.

La música en la coronación de Carlos III

koronacja-karola-iii

Owen Humphreys/Press Association/East News

Coronación de Carlos III

Martín Susnik - publicado el 08/05/23

Repasamos algunas de las piezas interpretadas durante la ceremonia

Uno de los eventos más destacados a nivel internacional del presente mes de mayo -y acaso del año entero- ha sido la coronación del rey Carlos III de Inglaterra que se ha llevado a cabo el reciente sábado 6 de mayo en la Abadía de Westminster.

Nos detendremos aquí en algunos destacados momentos musicales que han tenido lugar en dicha ceremonia.

Es bien sabido que el rey Carlos III se reconoce a sí mismo como un gran melómano y como amante de las artes en general. Muestra de ello es que ha sido él mismo quien seleccionó la música para la ceremonia de coronación. Algunas de estas piezas eran preexistentes, otras han sido encargadas especialmente para la ocasión.

Además del célebre himno de Haendel “Zadok, the priest”, sobre el que ya se ha publicado aquí, otras obras e interpretaciones han sido dignas de nuestra atención. Con el conjunto de todas ellas se ha pretendido explicitar la combinación entre lo antiguo y lo contemporáneo, entre lo tradicional y lo nuevo, que caracteriza la riqueza de la cultura británica, tal como explicaba Andrew Nethsingha, organista y maestro de coro de la Abadía de Westminster.

Koronacja króla Karola III
Coronación de Carlos III

Compartimos a continuación un breve repaso y comentarios de algunas de estas obras, que fueron interpretadas por la Coronation Orchestra bajo la batuta de Antonio Pappano.

Marcha de Coronación 

Se trata de una pieza instrumental, como es de esperar, donde es especialmente la sección de metales la que tiene a su cargo transmitir la atmósfera de pompa que corresponde a la circunstancia, objetivo que el compositor escocés (conocido especialmente por sus colaboraciones con Kenneth Branagh en películas como Enrique V y por componer banda sonora de Harry Potter) logra entremezclando elementos clásicos de este tipo de composiciones con otros más modernos. Nos recordará probablemente a otros compositores célebres de la historia del cine como John Williams.

No es la primera vez que Carlos recurre a Doyle con un encargo especial. Ya en 1990 el entonces príncipe de Gales le había solicitado la composición de un ciclo para coro y soprano, “The Thistle and the Rose”, para las celebraciones del cumpleaños de su abuela la Reina Madre.

La grabación de la Marcha de Coronación que compartimos corresponde a la misma fecha de evento.

Otras piezas instrumentales -que no incluimos en el presente análisis- han sido el “Tríptico para Orquesta” compuesto a trío por Nigel Hess, Roderick Williams y Shirley Thompson, “Over the Stone – IV. Crossing the Stone” de Karl Jenkins y “Brighter Visions Shine Afar” compuesta por Judith Wier.

Sacred Fire

La compositora contemporánea Sarah Class también fue elegida por el flamante monarca para participar con su obra en la celebración. Para esta ocasión presentó “Sacred Fire” (Fuego sagrado), escrita en colaboración con el poeta Grahame Davies, que pretende tender un puente entre lo angelical y lo humano recurriendo al imaginario bíblico.

“Se trata de la protección del ser humano, la abundancia del mundo natural y los temores y problemas que actualmente estamos enfrentando. Es, en verdad, sobre la unidad, el amor y la fe.” La pieza fue interpretada por la reconocida soprano sudafricana Pretty Yende. Es, de hecho, la primera vez que una intérprete africana es invitada a participar en la ceremonia de coronación británica.

Kyrie Eleison

Carlos fue nombrado Príncipe de Gales en 1958 cuando tenía tan solo nueve años. A los veinte fue investido oficialmente en Caernarfon. Así mismo estudió en la Universidad de Aberystwyth, intentando aprender tanto como pudo el idioma y conociendo en profundidad la historia y la cultura galesas.

Para su coronación encargó especialmente un Kyrie Eleison (Señor, ten piedad) que habitualmente se interpreta en griego (incluso en las misas en latín), pero que en esta ocasión se cantó en galés. La interpretación estuvo a cargo del barítono Bryn Terfel. La composición es de Paul Mealor, quien manifestó que su gran desafío para esta ocasión fue lograr un final que permita a la gente estar en presencia de Dios.

Gloria

El Gloria cantado durante la celebración no fue una composición ad hoc ni mucho menos. Se trata de la partitura de William Byrd (1543-1623), el compositor inglés más famoso de los últimos años de la época de los Tudor (Isabel I de Inglaterra) y de la primera época de los Estuardo (Jacobo I de Inglaterra).

Perteneció al Renacimiento Tardío y cultivó muchos de los géneros musicales que existían en Inglaterra en aquella época, incluyendo varias formas de música sacra y polifonía profana, música para teclado y música de ministriles. Fue un compositor católico, cuya ferviente pertenencia a la Iglesia de Roma le valió no pocos inconvenientes en su momento.

Algunos incluso lo vinculaban al complot de Throckmorton (intento católico de acabar con la reina Isabel I para sustituirla por María Estuardo) por lo que durante una época se le prohibió ser miembro de la Royal Chapel (Capilla Real) de la que había sido nombrado caballero.

A pesar de algunos inoportunos comentarios, compartimos la grabación de la transmisión televisiva de la ceremonia en la que podemos escuchar la obra.

Dos Aleluyas

Uno de los puntos más destacados por su novedad fue el canto del Aleluya previo a la lectura del Evangelio. Y es que, en esta particular ocasión, el canto estuvo a cargo del Ascension Gospel Choir, grupo vocal en formato de octeto, quienes interpretaron “Alleluia (O Sing Praises)” (Cantemos alabanzas a nuestro Dios, cantemos alabanzas a nuestro Rey. Pues Dios es el Rey de toda la Tierra). Fue la primera vez que un coro Gospel es convocado para una coronación en el Reino Unido.

La composición pertenece a Debbie Wiseman, quien no la había pensado originalmente para un coro Gospel. Y es que de su pluma nacieron un Aleluya en dos partes escrito en principio para el coro de la Abadía de Westminster. Finalmente se convirtieron, podríamos decir, en dos Aleluyas.

Cuando se le comunicó a Wiseman que el rey quería que una agrupación del género Gospel participara en la coronación, la compositora, sin mayores esfuerzos, realizaó los arreglos armónicos pertinentes. Ciertamente, incluso el oyente que escuchase solamente este “segundo” Aleluya notaría inmediatamente que no se trata de una partitura Gospel originaria. Aún así fue uno de los puntos llamativos, y en ese sentido destacados, del repertorio del célebre día real.

Sanctus

La partitura de esta pieza central de la celebración litúrgica pertenece a Roxanna Panufnik, compositora británica de música clásica, de ascendencia polaca (hija del compositor y director polaco Andrzej Panufnik). Es una de las actuales compositoras de Gran Bretaña más brillantes y versátiles, según los especialistas.

Al igual que otras obras de esta especial jornada, el complejo e indudablemente contemporáneo Sanctus de Panufnik (que, si bien comienza con la primera palabra en latín, pasa luego al texto inglés) fue interpretado por el Coro de la Abadía de Westminster, el Coro de la Capilla Real de Su Majestad St. James’s Palace, coristas del Truro Cathedral Choir, coristas del Coro de la Capilla del Methodist College Belfast, el Octeto del Monteverdi Choir, bajo la dirección de Andrew Nethsingha y el acompañamiento al órgano de Peter Holder.

Agnus Dei

Tarik O’Regan es otro de los compositores clásicos contemporáneos que tuvo posibilidad de participar con su creación en la celebración de coronación. Varias veces nominado a los Grammys y galardonado en numerosas ocasiones en Gran Bretaña, sus composiciones entremezclan elementos renacentistas, étnicos africanos, árabes, celtas, jazz y rock británico de la primera era. 

En esta oportunidad quedó a su cargo el Agnus Dei (Cordero de Dios). Una partitura breve, acompañada al órgano nuevamente por Peter Holder. Si bien no exenta de dificultades, logra transmitir con sencillez el pedido de perdón y paz que corresponde a esta oración litúrgica.

https://youtu.be/7tlanmnOb3A

Veni Creator Spiritus en varios idiomas

En la coronación de Carlos, como hemos mencionado ya, el idioma inglés -no obstante su natural preponderancia- no fue el único idioma de las Islas Británicas presente en las piezas musicales. Otros idiomas celtas como el gaélico (irlandés y escocés) han estado presentes. El himno “Veni Creator Spiritus – Come Creator Spirit”  (Ven Espíritu Creador) fue versionado incluyendo un verso cantado en inglés, galés, gaélico escocés y gaélico irlandés. Este antiguo texto se convirtió en parte del Servicio de Coronación en el siglo XIV y se cantó después de los juramentos y las oraciones.

Música ortodoxa en honor al padre

Otra particularidad de la ceremonia fue la inclusión del canto ortodoxo. Como es sabido, Felipe, el padre del rey Carlos III, era príncipe de Grecia. A modo de homenaje el rey británico solicitó que se interpretara también este repertorio, que estuvo a cargo del Byzantine Chant Ensemble. Dicho canto se desarrolló durante la entrega de la “Espada de la ofrenda” que simboliza el poder real y su aptitud para decidir entre el bien y el mal, o mejor dicho, para resistir ante el mal y defender el bien.

Resta una mención a una de las “estrellas” musicales de la jornada, la que venía siendo anticipada por los medios en los días previos a la ceremonia: El Himno de Coronación “Make a Joyful Noise” compuesto por Sir Adrew Lloyd Webber especialmente para la ocasión. Dedicaremos a ello un artículo aparte.

Tags:
músicareino unido
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.