Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 25 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

3 imágenes sobre la ceguera

shutterstock_387741175.jpg

Shutterstock

Luisa Restrepo - publicado el 24/03/23

Muchas veces estamos en tinieblas, estamos dentro de una noche profundamente oscura, pero ahí mismo se nos une Jesús y nos guía con su luz

No siempre queremos ver cómo son realmente las cosas. Quizás porque tenemos miedo de llevar el peso, quizás porque soñamos que tarde o temprano la realidad cambiará por sí sola.

Solo llegamos a entender que una relación se ha desgastado cuando ya es demasiado tarde, precisamente porque no queríamos ver lo que estaba pasando.

No vemos por qué nuestra mirada prefiere detenerse en la superficialidad de las cosas.

Solo quien cierra los ojos y no se deja distraer por las apariencias puede ver verdaderamente.

1Oscuridad y luz

Mont Saint-Michel, France, Normandie, Aurores Boréales

Ver la realidad es una gran responsabilidad, siempre tiene consecuencias y nunca sucede de la noche a la mañana.

Todos somos ciegos en alguna medida. Por eso el camino espiritual que Jesús nos quiere ayudar a recorrer es un camino que nos lleva poco a poco a ver mejor, es decir, a conocernos mejor, pero sobre todo a conocer cada vez más profundamente quién es Él.

Es verdad, muchas veces estamos en tinieblas, estamos dentro de una noche profundamente oscura, pero ahí mismo se nos une Jesús. No borra la noche, pero se hace luz para acompañarnos.

El mal es parte de nuestra historia y es también el lugar donde emerge la fuerza de Dios, que transforma toda historia de mal en una historia de salvación:

“Jesús respondió: ni él ni sus padres tienen la culpa, pero esto es para que las obras de Dios se manifiesten en él”.

Jn 9,3

2Sumergirse para renacer

Strong grass survive and growth in concrete ground

Cada vez que Jesús nos devuelve la vista para reanudar nuestro camino, una nueva creación obra en nosotros.

El barro y la saliva recuerdan el acto original de la creación: Dios saca al hombre del barro y le insufla vida. Cuando el Señor nos abre los ojos, nos da nueva vida, nos hace nacer de nuevo.

La historia del ciego de nacimiento puede ser leída en clave bautismal: el itinerario recorrido por este hombre es imagen del camino de todo hombre que se acerca a la fe y renace.

De hecho, Jesús invita a este hombre a sumergirse en el estanque: la inmersión es el gesto bautismal y esta tiene lugar en Siloé, que, dice Juan, significa “enviado”. Tal vez sea solo una sugerencia, pero el enviado por excelencia es el mismo Jesús, el enviado del Padre.

El ciego de nacimiento, por tanto, está invitado a sumergirse en Jesús para renacer. Así como los bautizados estamos invitados a descender a la piscina bautismal para encontrarnos con Jesús.

3Reconocer

kobieta modli się na otwartej przestrzeni o zachodzie słońca

Las cosas no cambian de un momento a otro, los ojos no se curan mágicamente, el encuentro con Jesús, el conocimiento de Él, requiere un camino progresivo. Nosotros necesitamos tiempo.

El texto de Juan nos presenta un camino gradual a través del cual el ciego, curado, va conociendo cada vez mejor a Jesús.

Estas etapas se traducen en el texto a través de los títulos que el ciego curado atribuye a Jesús: al principio habla de Jesús simplemente como hombre: “él respondió: ese hombre, a quien llaman Jesús” (Jn 9,11); luego a los fariseos que lo interrogaron les dijo que era profeta: “entonces le dijeron de nuevo al ciego: “¿qué dices de él, ya que te abrió los ojos?”. Él respondió: “¡Es un profeta!””(Juan 9,17); pero al final, cuando Jesús se encuentra con él, sabiendo que ha sido echado de la sinagoga, el ciego curado llega a su profesión de fe: “Y él dijo: “Creo, ¡Señor!” Y se postró ante él” (Jn 9,38).

Cuando aceptamos ver la realidad, cuando estamos dispuestos a conocer a Jesús, nos convertimos en testigos de ella. Y ser testigos significa inevitablemente comprometerse.

El que era ciego se convierte en testigo, se compromete y por eso es expulsado de la sinagoga. El discípulo debe tener en cuenta el rechazo, la incomprensión, la humillación.

Jesús se entera de que ha sido expulsado y sale a buscarlo. Ahí es donde se desarrolla el camino: cuando nos dejamos encontrar por Él.

El mundo bien puede cerrar muchas puertas detrás de nosotros, puede que nos echen, pero para nosotros la puerta que nos hace entrar en la vida, quedará siempre abierta.

Tags:
conversionfeluzmilagrotestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.