Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 mayo |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Santa Juana (Chile): Un pueblo que resiste el dolor gracias a su fe

CHILE

Ingrid Saavedra T.

Ingrid Saavedra T. - Aleteia Chile - publicado el 27/02/23

«Casi todos los que participamos de la iglesia resultamos damnificados, lo perdimos todo y es nuestra fe en Dios y la Virgen la que nos mantiene en pie», señala a Aleteia María Inés Hernández, Encargada de la Parroquia Santa María Reina, una de las 13 que resultaron arrasadas por el fuego en Santa Juana, Biobio.




Santa Juana es una  de las zonas más afectadas por los incendios forestales que afectan al sur de Chile, desde inicios de febrero. La localidad rural, perteneciente a la Arquidiócesis de Concepción, ha resultado con el 90 por ciento de su territorio quemado y ha sufrido la pérdida de 11 de su habitantes. Es la inmensa fe que se vive, la que mantiene en pie a una comunidad dramáticamente golpeada por la enorme tragedia.

Paradas entre las cenizas de lo que era la casa de María Inés, que quedaba justo al frente de la capilla a su cargo, también reducida a escombros, nos relata parte de lo que han sido estos infernales días en una localidad que se destaca por la tranquilidad y cercanía entre sus habitantes.

«Es muy fuerte lo que estamos viviendo, lo que más me duele es que dos de mis mascotas quedaron atrapadas y no las pude rescatar del fuego, eran mis hijos y cuando miro lo que queda de la casa, sé que están ahí… Lo perdí todo y también mi capilla, que era mi segundo hogar», expresa con la garganta apretada y ojos llorosos.

CHILE
María Inés

Una capilla al aire libre

«Ha sido muy difícil para mí el sacar fuerzas para acompañar a mi comunidad. Antes del incendio, teníamos toda la intención de mejorar la capilla, hacer algunos arreglos y bueno, claramente ahora la gran tarea será la reconstrucción. La fe es el puntal que me mantiene para seguir adelante y estoy tratando de que permanezcamos unidos en medio en esta enorme tragedia», señala María Inés.

La encargada de la capilla Santa María Reina agrega: «Siento el llamado a seguir sirviendo al Señor y por eso en estos días, hemos intentado mantener el encuentro al atardecer, orando juntos por los que partieron y por todos los que estamos sufriendo. Armamos nuestra capilla al aire libre y nos refugiamos en el consuelo que el Señor nos entrega».

CHILE
Los efectos de los incendios en Santa Juana

Virgen protectora

«No tenemos donde llorar, lo perdimos todo, estamos viviendo una situación muy dura como comunidad. Para nosotros los católicos este dolor solo puede vivirse con mucha fe, nadie está preparado para quedar solo con lo puesto», expresa Lilian Orellana, ligada toda su vida a la Iglesia católica. Esta mujer de 61 años relata que había salido a apoyar a unos vecinos que estaban en medio del fuego cuando regresó a su hogar, y al ver cómo su casa era consumida por la llamas, se entregó al Señor pidiendo que hiciera su voluntad, al tiempo que pidió a la Virgen que les protegiera con su manto.

«Y así fue, ella nos protegió, escapé con vida y el sector de las bodegas donde tenía mis herramientas, se salvó del fuego y sé que fue porque ella nos cuidó».

«Estos días vemos la presencia de Dios, la fe te levanta y cuando estoy a punto de caer me pongo a rezar, miro lo que quedó de la Virgen en mi casa y pido al Señor que me de fuerzas para poder pararme», agrega Lilian.

CHILE
Lilian

Jesús personificado

«Pese a la inmensa pena y tragedia que nos afecta, también tenemos muchas  bendiciones que agradecer. Dentro de toda la ayuda que hemos recibido estos días, hay una que se quedará en mi corazón por siempre. Un trabajador que tuve, al que recogí de la calle en muy malas condiciones y apoyé tiempo atrás, fue el que vino ahora a acompañarme, no lo reconocí cuando se acercó a hablarme, todavía estaba en shock», indica.

«Dentro de su pobreza, este hombre sacó un trozo de queso que tenía y lo compartió conmigo, en ese momento sentí con más fuerza las palabras del Padre Hurtado ´Dar hasta que duela´, sentí que era Jesús personificado. En cada persona que llega a acompañarnos se siente su presencia, son enviadas por Dios, la paz viene de él y la Virgen, cuando me paro es por ellos», sentencia.

Al recorrer la zona, se aprecia la magnitud del desastre, de tanto en tanto, llaman la atención algunas banderas chilenas que se levantan en representación de las casas, familias, historias y vivencias; también resaltan algunas grutas de la Virgen que salvaron del fuego, porque en Santa Juana su comunidad es muy devota.

CHILE
Imágenes y banderas

Por estos días, la Parroquia Inmaculada Concepción, frente a la plaza de armas de Santa Juana, es la que concentra el trabajo de los cientos de voluntarios que han llegado a la zona, liderados por el padre Ricardo Valencia.  Hasta ese lugar acuden personas en búsqueda de alimentos, ropa, pero también de abrazos y escucha. Han sido jornadas extenuantes y hay mucho por reconstruir, rehabilitar y levantar. Un largo camino que será posible gracias a la fe que mueve a los habitantes de esa lejana localidad sureña.

Tags:
america latinachileiglesiaincendio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.