Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 24 abril |
Aleteia logo
Música
separateurCreated with Sketch.

Jeremy Camp habla sobre sus luchas personales en “Anxious Heart”

Jeremy Camp Anxious Heart Music video

JeremyCampMusic | Fair Use via YouTube

J.P. Mauro - publicado el 15/02/23

Camp explicó que en un momento su ansiedad lo tuvo confinado en la cama y sin poder salir de la casa. Entonces comenzó a orar

La famosa estrella cristiana Jeremy Camp no es ajeno a compartir sus historias personales de dificultades y fe en su música y medios. En 2020, en su película biográfica “I Still Believe” las llevó al público a través de las pruebas de sus años de juventud y el acompañar a su primera esposa cuando murió de cáncer de ovario. En sus entrevistas siempre ha sido muy abierto sobre su vida, su familia y su fe. Ahora comparte cómo Jesús lo ayudó en un momento de gran ansiedad en su vida, se trata del tema de su nueva canción “Anxious Heart”.

A los 45 años, Camp no ha perdido nada de su exuberancia juvenil y su talento para escribir música cristiana impactante. “Anxious Heart” se siente casi como una canción de rock, pero está impregnada de elementos pop y R&B.

Camp tiene una voz algo rasgada, lo cual es muy apropiado cuando se habla de las frustraciones que puede traer la ansiedad, y funciona para hacer que la canción sea más personal y conmovedora. Las personas con trastornos de ansiedad pueden encontrar el primer verso particularmente emotivo, ya que Camp describe los aspectos incontrolables de un ataque de pánico.

En un video que acompaña a “Anxious Heart”, Camp reveló que ha estado luchando con su propia ansiedad durante los últimos años. Refiriéndose a la melodía como “una de las canciones más personales” que había escrito en mucho tiempo, explicó que su consternación alcanzó su punto máximo cuando estaba llevando a sus hijas a un viaje misionero a Uganda:

“A mi hija le pusieron la vacuna contra la fiebre amarilla y se puso muy enferma… El doctor me dijo ‘sabes, tu hija se puede morir por la vacuna’ y entonces todos mis miedos llegaron a un punto en el que estaba tan hirviendo que comencé a enloquecer. Así que se enfermó y estoy pensando lo peor. Por supuesto, pasé por perder a mi esposa por cáncer, así que sé que esas cosas pueden suceder”.

Afortunadamente, a su hija solo le diagnosticaron gripe y se recuperó antes de su viaje a Uganda, pero la ansiedad comenzó a acumularse en el campamento. Durante el viaje, Camp y sus dos hijas llevaron a cabo sus deberes de misión con facilidad, pero mientras tanto sus ansiedades comenzaban a abrumarlo:

“Estaba haciendo divulgación allí y fue increíble. Teníamos 35.000 personas y 1.000 personas respondiendo al Evangelio, así que estaban sucediendo cosas increíbles. Pero por dentro, solo tenía este miedo abrumador y preocupación y solo sobreprotección de los niños”.

Camp dijo que comenzó a ver su sobreprotección de sus hijas como una falta de confianza en el Señor. Incluso después de que terminó el viaje, no pudo deshacerse de estos sentimientos de ansiedad, pero llegaron a un punto crítico durante un viaje posterior a Israel, cuando colapsó después de hacer ejercicio.

“Hice esta serie de flexiones de brazos y sentí que dentro de mí brotaba algo extraño de pánico que no puedo describir. De repente, este pánico se convirtió en que no podía respirar. Estaba en el suelo tratando de respirar y llamé a mi esposa como ‘Te necesito ahora’. Este tipo de sentimiento de desesperanza que nunca había experimentado antes”.

Camp dijo que su esposa vino y oró por él y no fue hasta que ella le impuso las manos que sintió que podía luchar contra el miedo y la preocupación, o como él los describe: el enemigo.

Sin embargo, este no fue el final del incidente, ya que Camp se encontraría atemorizado durante varias semanas. Dijo que no podía salir, ni levantarse de la cama, sus pensamientos consumidos por miedos irracionales y oscuros. Por primera vez en su vida, incluso contempló si había o no un Dios.

“Cosas en las que nunca había pensado antes. Aquí estoy, he sido cristiano toda mi vida, he pasado por dificultades y he visto a Dios ser fiel de manera masiva. Ver morir a mi esposa, decirle que vaya a estar con Jesús y luego que él sea fiel para guiarme a través de eso. Así que sé que él está allí”.

Finalmente, incapaz de manejar más su ansiedad, invocó a Cristo en busca de ayuda:

“Finalmente, dije: ‘Dios, ¿qué es? Por favor, dímelo’. Y literalmente, me habló y me dijo que hay tres cosas: … mi familia, mi futuro y mis finanzas”.

Camp dijo que era imperativo que aprendiera a confiar en Dios para proteger lo más importante. Dijo que escribir “Corazón ansioso” fue terapéutico, pero encontró mucho consuelo en Proverbios 3:5-6:

“Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento; sométanse a él en todos sus caminos, y él enderezará sus veredas”.

Vea la entrevista completa a continuación:

[Nota del editor: Si bien la oración puede ayudarnos a sobrellevar y sanar la ansiedad y otras afecciones relacionadas con nuestra salud mental, siempre debemos buscar consejo médico y consultar con profesionales según sea necesario.]

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.