Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 24 febrero |
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

8 momentos clave del viaje del Papa a Sudán del Sur

Pope-Francis-holy-mass-at-the-John-Garang-Mausoleum-in-Juba-South-Sudan-AFP

Photo by Tiziana FABI / AFP

Isabella Haberstock De Carvalho - publicado el 07/02/23

La visita de Francisco a Sudán del Sur estuvo marcada por signos de unidad cristiana, una ferviente defensa de las mujeres y un severo llamamiento hacia la paz

El Papa Francisco visitó Sudán del Sur del 3 al 5 de febrero, después de pasar unos días en la República Democrática del Congo. Para la segunda etapa de su viaje papal número 40, el Pontífice estuvo acompañado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el Moderador de la Iglesia de Escocia, Iain Greenshields, en esta peregrinación única para promover la paz en un país cristiano marcado por la violencia y la conflicto.

Aleteia ofrece este resumen de los principales actos y declaraciones del Papa en Juba

1 El inicio de la primera peregrinación ecuménica

Tan pronto como el avión del Papa aterrizó en Juba el viernes 3 de febrero, el arzobispo de Canterbury y el moderador de la Iglesia de Escocia subieron a bordo para saludarlo. Luego descendieron juntos y fueron recibidos por el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, quien dirige el país desde su independencia en 2011. El Papa Francisco soltó una paloma después de bajarse del avión, como símbolo de paz.

En 2019, el Papa, el Arzobispo y el Moderador invitaron a los líderes de Sudán del Sur a un retiro espiritual en el Vaticano para ayudarlos en este proceso de paz y reconciliación.

Pope Francis releasing a white dove at the Juba International Airport in Juba South Sudan
El Papa Francisco liberando una paloma blanca en el Aeropuerto Internacional de Juba en Juba, Sudán del Sur

2. «Las generaciones futuras o venerarán sus nombres o cancelarán su memoria»

La primera parada del Papa el viernes por la tarde fue en el Palacio Presidencial donde tuvo un encuentro privado con el Presidente. Luego se le unieron otros líderes religiosos y los vicepresidentes de Sudán del Sur para una breve reunión. Tras estos intercambios, y con una expresión seria en el rostro, el Papa salió a los jardines y pronunció un severo discurso ante las autoridades y diplomáticos del país. También hablaron el Arzobispo y el Moderador.

«Las generaciones futuras o venerarán vuestros nombres o cancelarán su memoria, en función de lo que hagáis ahora», advirtió el Papa. Después de décadas de conflicto que dieron como resultado que Sudán del Sur obtuviera su independencia en 2011, el país estalló nuevamente en una guerra civil de 2013 a 2018 que resultó en 400,000 muertes y 4 millones de personas desplazadas (alrededor de un tercio de la población total). Hoy todavía se encuentra en una condición frágil con violencia esporádica entre grupos armados y una situación económica vulnerable.

«No más derramamiento de sangre, no más conflictos, no más violencia y recriminaciones mutuas sobre quién es el responsable, no más dejar a su pueblo sediento de paz», dijo el Pontífice. Recordó el significado de la palabra «República», enfatizando que «el Estado es de todos».

3. El increíble gesto de un niño

A la mañana siguiente, el 4 de febrero, el Papa Francisco pronunció un discurso ante los obispos, sacerdotes, diáconos, hombres y mujeres consagrados y seminaristas de Sudán del Sur, en la Catedral de Santa Teresa en Juba. Los animó a ser «una Iglesia dispuesta a ensuciarse las manos por la gente».

Pope Francis speaks to youth after a meeting at the Cathedral of Saint Therese in Juba
El Papa Francisco habla a los jóvenes después de una reunión en la Catedral de Santa Teresa en Juba

Cuando el Papa Francisco salía de la Catedral, un fotógrafo capturó un momento increíblemente conmovedor. Un niño le ofreció al Papa Francisco un billete, recordando la parábola de la viuda pobre que, con sus dos moneditas, da todo lo que tiene como ofrenda.

4. Otro encuentro privado con los jesuitas

Más tarde esa mañana, el Papa Francisco se reunió en privado con los jesuitas en Sudán del Sur, de manera similar a como lo había hecho en la República Democrática del Congo. Esta práctica de reunirse con los miembros de su propia familia espiritual se ha convertido en una tradición durante sus viajes al extranjero. Estos intercambios suelen publicarse unas semanas después en la revista jesuita italiana La Civiltà Cattolica.

5. Las luchas de los desplazados internos

A media tarde del 4 de febrero, el Papa Francisco se reunió con un grupo de desplazados internos (IDP) de varios campamentos en todo el país. En el Freedom Hall de Juba, la representante de las Naciones Unidas en Sudán del Sur, Sara Beysolow Nyanti, explicó la terrible realidad que enfrentan estas personas debido a los conflictos que aún afectan al país.

«¿Por qué sufrimos en el campo de desplazados internos?» preguntó Joseph Lat Gatmai, un niño de 16 años de Camp Bentiu, que ha estado viviendo allí desde que tenía 8.

«Gracias por ser un gran mensajero de Dios. Nunca olvidaremos este día. Papa Francisco, te amamos. Gracias por amar a Sudán del Sur», dijo Nyakuor Rebecca, del Campamento Juba.

Pope Francis receiving a gift during a meeting with internally displaced persons at the Freedom Hall in Juba South Sudan
El Papa Francisco recibe un regalo durante una reunión con desplazados internos en el Freedom Hall en Juba, Sudán del Sur.

«Quiero renovar mi llamado contundente y sentido para poner fin a todos los conflictos y reanudar el proceso de paz de manera seria, para que la violencia pueda terminar y las personas puedan volver a vivir con dignidad», dijo el Papa Francisco en su discurso. Él también enfatizó en que las mujeres son la «clave para transformar el país», siempre y cuando sean «protegidas, respetadas, valoradas y honradas».

El Arzobispo de Canterbury y el Moderador de la Iglesia de Escocia también estuvieron presentes y pronunciaron discursos.

6. Un fuerte momento de unidad cristiana

Para el último evento del día, el Papa Francisco, el Arzobispo Welby y el Reverendo Greenshields participaron en una oración ecuménica por la paz en Sudán del Sur. El evento se llevó a cabo en el mausoleo de John Garang, el lugar de entierro de una figura importante en el movimiento de independencia de Sudán del Sur.

«Que os améis unos a otros como yo os he amado» (Jn 15,12): ese es el mandamiento de Jesús, y contradice toda comprensión «tribal» de la religión. «Para que todos sean uno (Jn 17,21)», subrayó el Papa Francisco en su discurso, mientras la tarde caía sobre Juba.

El Arzobispo y el Moderador hablaron ante el Pontífice. Haciéndose eco de las palabras del Papa en el encuentro con los desplazados internos, el arzobispo Welby también pidió enérgicamente la defensa y el apoyo de las mujeres de Sudán del Sur.

Luego, los tres líderes cristianos oraron juntos por la paz y bendijeron a la multitud ante ellos en un fuerte y único momento de unidad.

7. «Dejen las armas del odio y la venganza»

Casi 70.000 fieles asistieron al último evento del Papa en Sudán del Sur: una misa celebrada el domingo 5 de febrero. Mientras el calor sofocante de Juba se cernía sobre el Mausoleo de John Garang, la multitud esperaba con entusiasmo al Papa Francisco.

«El Papa vino a salvarnos de los muros que hemos construido», dijo Poni Pamela Benjamin, madre de 3 hijos, que había pasado la noche en el área para asegurarse un lugar para la misa.

También se sintió conmovida por las palabras del Pontífice animando a las mujeres. «Enfrentamos muchos abusos… Es importante que los hombres presentes escuchen lo que dijo el Papa», dijo.

Pope-Francis-holy-mass-at-the-John-Garang-Mausoleum-in-Juba-South-Sudan-AFP
Misa en el John Garang Memorial, en Juba

«En el nombre de Jesús y de sus Bienaventuranzas, depongamos las armas del odio y la venganza, para tomar las de la oración y la caridad», dijo el Papa en su homilía como último llamado a la paz y la reconciliación en Sudán del Sur. «Este país, tan hermoso pero asolado por la violencia, necesita la luz que cada uno de ustedes tiene, o mejor, la luz que cada uno de ustedes es».

En sus palabras finales, el Papa decidió confiar «este camino de reconciliación y paz a otra mujer», la Virgen María. «Le rezamos ahora y le encomendamos la causa de la paz en Sudán del Sur y en todo el continente africano».

8. ¿Una visita a Mongolia próximamente?

El avión del Papa Francisco partió de Juba a Roma a las 11:56 am hora local. Como es costumbre, el Pontífice respondió a las preguntas de los periodistas a bordo del vuelo papal y esta vez también lo acompañaron el reverendo Greenshields y el arzobispo Welby.

La conferencia de prensa abordó muchos temas, como los recientes comentarios de Francisco sobre la homosexualidad, el Papa Benedicto XVI, los viajes futuros y, especialmente, la explotación del continente africano. Curiosamente, el Papa Francisco dijo que planea visitar Marsella, Francia, en septiembre, para una reunión de obispos del Mediterráneo, con una posible segunda etapa del viaje con una visita a Mongolia en Asia central. También mencionó una posible visita a la India el próximo año y el viaje a Lisboa en agosto para la Jornada Mundial de la Juventud.

Tags:
papa franciscosudán del surviaje apostólico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.