Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 mayo |
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

El primer pesebre escultórico para honrar aquel primero de san Francisco

Pesebre de Arnolfo di Cambio

Maria Paola Daud

Maria Paola Daud - publicado el 29/01/23

Está en el mismo lugar donde se encuentran la "cuna de Jesús"

El Primer pesebre de san Francisco

Fue san Francisco de Asís quien creo el primer pesebre en la Navidad del 1223 en Greccio, Italia.

Cuando el santo regresó de Tierra Santa sintió el deseo de celebrar la Nochebuena en esos lugares.

San Francisco, por tanto, encargó a su amigo noble Giovanni Velita que escogiera una cueva parecida a la de Belén, donde haría construir un pesebre, y que llevara allí un buey y un asno. Una pareja representaría María y José.

Según las hagiografías, durante la Misa en la cuna de paja apareció el mismo Niño Jesús y Francisco lo tomó entre sus brazos.

La verdadera cuna del Niño Jesús

Cuna de Jesús
Cuna del Niño Jesús

La “Sagrada Cuna”, aunque muchos podrían pensar que se encuentra en Belén, en realidad se encuentra en la actualidad en Roma, en la Basílica de Santa María la Mayor.

Algunas hipótesis reafirman que las reliquias de la cuna fueran enviadas por san Sofronio de Jerusalén, al Papa Teodoro I (642-649), de origen oriental, a consecuencia de las dificultades originadas por la invasión musulmana.

Es por eso que antiguamente la basílica se llamaba Sancta Maria ad Praesepe ya que en su interior se construyó el Oratorio del Pesebre, destinado a albergar las sagradas reliquias que llegaban de Belén: el pesebre (praesepium) donde fue puesto el niño Jesús y los lienzos en los que fue envuelto al nacer (puerperio).

Sancta Maria ad Praesepium y la pequeña capilla relativa, donde se guardaban las reliquias, fueron objeto de gran munificencia por parte de muchos pontífices medievales, como lo atestigua el Liber Pontificalis.

El Papa Sixto III creó como una ‘gruta de la Natividad’ en la basílica primitiva que recordaría la de Belén.

Ante la imposibilidad para muchos de visitar Tierra Santa, el Oratorio del Pesebre, asumió para el Occidente cristiano el papel de Lugar Santo de la Natividad de Cristo y toda la Basílica de Santa Maria Mayor, fue elevada al título del ‘Segundo Belén’, como se le suele llamar tradicionalmente, convirtiéndose en destino de peregrinaje ‘romano’ durante las fiestas navideñas

En Santa Maria la Mayor tuvo lugar la primera de las funciones vinculadas a la celebración de la Navidad, la de medianoche.

El primer pesebre inanimado de la historia

Sancta Maria ad Praesepium y la relativa pequeña capilla u oratorio, donde se guardaban las reliquias, fueron objeto de gran magnificencia por parte de muchos pontífices medievales, como lo atestigua el Liber Pontificalis.

El Papa Nicolás IV (1288-1292), fue el primer papa franciscano de la historia, muy devoto del culto de la Natividad, y fue a sus órdenes que se completó la restauración de la basílica.

Para darle más protagonismo a las reliquias del pesebre y honrar al primer pesebre creado por san Francisco, ordenó al escultor toscano Arnolfo di Cambio de realizar un pesebre de mármol.

Este consta de varios personajes, que debían estar dispuestos según un criterio de visibilidad, dando la ilusión de figuras redondas, cuando en realidad están trabajados solo la parte delantera, con la única excepción de la Virgen y el Niño, que está representada sentada y es tan alta como las figuras de pie.

Estas figuras de pie representan a San José, dos Reyes Magos realizados sobre la misma losa con un fondo pintado con espirales.

Luego está un Rey Mago arrodillado, llamado Magio Orante, por su posición y el grupo de buey y asno (tan solo sus cabezas).

Los tres Reyes Magos de Arnolfo tienen la particularidad que se diferencian en posturas y gestos y dan la idea de tres edades distintas (un joven, uno maduro y uno anciano).

El pesebre y su posición hasta hoy

El pesebre ha variado el lugar de posición a través de los años, o más bien de los siglos, a veces se movió con las mismas reliquias, o como sucede actualmente es movido singularmente.

Las reliquias del Pesebre se guardaron en la antigua capilla hasta 1585 cuando un nuevo pontífice franciscano, el Papa Sixto V mandó construir a Domenico Fontana la monumental Capilla de la SS. Sacramento o también llamada Sixtina.

Domenico Fontana, ideó un ingenioso sistema para trasladar (entero) el primitivo Oratorio del Pesebre al centro de la Capilla Sixtina, rebajándolo a una cripta, a la que se puede acceder por escenográficas escaleras, (actualmente no utilizable porque se considera que no es norma).

Oratorio del Pesebre en santa Maria la Mayor

Las esculturas del Belén, en su momento consideradas antiguas y pasadas de moda, se colocaron dentro de un pequeño ‘nicho cuadrado’, colocado detrás del altar de la Oratorio, y de allí fueron demolidos para su restauración.

Hoy podemos ver el pequeño oratorio con dos figuras de los profetas Isaías y Miqueas que anunciaron el Nacimiento de Jesús, y sobre el oratorio el espléndido Sagrario del Santísimo Sacramento. Pero actualmente allí no están ni las reliquias, ni el pesebre.

Las reliquias fueron luego trasladadas por Pío IX (1846-1878) bajo el altar mayor de la Basílica y dado que el pesebre de Arnolfo ya no podía colocarse en su oratorio, por las peligrosas escaleras, se decidió colocarlo en el altar de San Girolamo.

La elección no es casual, porque San Jerónimo (347-420) pasó los últimos 34 años de su vida en Belén y fue enterrado cerca de la Gruta de la Natividad. Incluso sus restos fueron luego llevados a Roma, en la misma Santa Maria la Mayor, para descansar cerca de la reliquia de la cuna de Jesús.

El Pesebre de Arnolfo di Cambio, íntimamente ligado al pesebre de madera que acogía al Niño Jesús, se vuelve a proponer como objeto de culto, a partir de la Navidad de 2020, en su iglesia, donde originalmente se celebraba la misa de medianoche.

Para darle más visibilidad y la importancia que se merece, una de las representaciones más importante de la historia de nuestra salvación, el 12 de diciembre del 2022 fue inaugurado una nueva disposición del famoso Pesebre de Arnolfo di Cambio en la nave lateral izquierda de la basílica, y permanecerá allí hasta el 2 de febrero del 2022.

Primer pesebre escultórico en la basílica de santa María la Mayor

Fuente:vatican.va, aboutartonline.com

Tags:
basilicabelennacimientopesebrereliquiasroma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.