Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 30 noviembre |
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Liébana: ¿Cómo llegó la Vera Cruz a España?

Lignum Crucis de Liébana

© DR

Daniel Esparza - publicado el 20/09/22

En Cantabria, en el norte de España se encuentra una de las reliquias más preciadas de la cristiandad: el mayor fragmento conservado de la Vera Cruz

El 23 de septiembre de 1512, el Papa Julio II concedió al Monasterio de Santo Toribio de Liébana el privilegio de celebrar su propio Año Jubilar, reconociendo la importancia de esta reliquia. Al hacerlo, estaba convirtiendo al monasterio en uno de los cinco lugares santos de la cristiandad (junto con Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz), con derecho a celebrar un año Santo Jubilar cada siete años.

Santa Elena y la Santa Cruz

La Vera Cruz, según la tradición, fue encontrada por Santa Elena de Constantinopla, la madre del emperador Constantino, en Jerusalén alrededor del año 326. Ordenó la demolición de un templo romano que se encontraba en el Gólgota y la excavación de un depósito donde los romanos desecharon de cruces después de la ejecución de los prisioneros. Reconoció la Vera Cruz (cuenta la Leyenda Dorada) cuando un muerto resucitó después de entrar en contacto con ella. El texto dice:

Fue así que el emperador Adrián hizo hacer, en el mismo lugar donde estaba la cruz, un templo de una diosa, porque todos los que entraron en ese lugar deberían adorar a esa diosa, pero la reina sí destruyó el templo.

Entonces Judas lo preparó y comenzó a cavar, y cuando llegó a veinte pasos de profundidad encontró tres cruces y se las llevó a la reina, y como no sabía cuál era la cruz de nuestro Señor, las puso en medio de la ciudad y morada la demostración de Dios; y cerca de la hora del mediodía fue traído el cuerpo de un joven para ser sepultado. Judas retuvo el féretro, y puso sobre él una de las cruces, y después de la segunda, y cuando puso sobre él la tercera, luego el cuerpo que estaba muerto volvió a la vida.

Como explica Mónica Arrizabalaga en su artículo para ABC, el Itinerarium de Lady Egeria describe minuciosamente cómo la reliquia de la Santa Cruz ya era sacada en procesión el Viernes Santo a finales del siglo IV.

En Los números 74 y 75, «La veneración de la cruz», dice así:

Luego se coloca una silla para el obispo en Gólgota detrás de la Cruz, que ahora está de pie; el obispo debidamente toma asiento en la silla, y se coloca ante él una mesa cubierta con un mantel de lino; los diáconos se ponen de pie alrededor de la mesa, y se trae un cofre de plata dorada en el que está el madero sagrado de la Cruz.

Se abre el ataúd y se saca (la madera), y tanto la madera de la Cruz como el título se colocan sobre la mesa. Ahora, cuando se ha puesto sobre la mesa, el obispo, mientras está sentado, sostiene firmemente en sus manos las extremidades de la madera sagrada, mientras los diáconos que están de pie alrededor la guardan. Se guarda así porque es costumbre que el pueblo, tanto fieles como catecúmenos, vaya uno a uno e inclinándose a la mesa, bese el madero sagrado y pase. Y porque, no sé cuándo, se dice que alguien mordió y robó una parte de la madera sagrada, así la guardan los diáconos que están alrededor, para que nadie que se acerque se atreva a hacerlo de nuevo.

La Cruz llega a Europa

Si bien la reliquia se mantuvo en Jerusalén, fragmentos de la misma ya habían llegado a Europa ya en el siglo V, como en el caso del famoso monasterio de la Santa Cruz en Poitiers, Francia. Pero el fragmento más grande de la reliquia de la Santa Cruz fue llevado a España, desde Jerusalén (o desde Roma, según otros), por San Toribio de Astorga.

Liebana

El sitio web del monasterio explica que la reliquia es parte del brazo izquierdo de la Santa Cruz. Conserva el hueco donde fue clavada la mano de Cristo.

Cuenta la tradición que tras la muerte de Toribio, sus reliquias y las de la cruz fueron llevadas a un monasterio de Liébana (el Monasterio de Santo Toribio de Liébana), donde se guarda y venera la reliquia en la actualidad. Otras versiones explican que la cruz fue trasladada de Astorga a Liébana mucho más tarde, en el siglo VIII, para protegerla de los invasores musulmanes.

En el siglo XVI, la madera se cortó cuidadosamente, se le dio forma de cruz y se colocó en el relicario de plata en el que se guarda actualmente. La madera es de ciprés mediterráneo (Cupressus sempervirens). Al ser extremadamente longevos, se ha informado que algunos de estos árboles tienen más de 1,000 años.

Con 24 pulgadas de alto, 14 pulgadas de ancho y casi 1,5 pulgadas de grosor, es la reliquia más grande que se conserva de la cruz de Cristo (incluso más grande que la que se conserva en la Basílica de San Pedro en Roma).

Tags:
cristianismocruzreliquias
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.